lunes, 29 de junio de 2009

Lunes de Risa: Vaquitas y más.



.
Jo!
La hierva del otro lado parece mejor....


... Vaya! ahora no puedo sacar la cabeza. ¡SOCORRO!

Buenoooooo! No todo el que se acerca es para ayudar....

___________________________________________________

En la oficina

-------------------------------
- ¿Supiste que falleció el jefe?
- Sí, pero quisiera saber quien fue el que falleció con él.
- ¿Por qué lo dices?
- ¿No leíste la esquela que puso la empresa? Decía: '...y con él se fue un gran colaborador...'

-------------------------------------
- Este es el cuarto día que usted llega tarde esta semana. ¿Qué conclusión saca de eso?
- Que hoy es jueves...
----------------------------------------
- ¿Cómo consigues que tus empleados lleguen puntuales al trabajo?
- Sencillo, tengo 30 empleados, pero sólo 20 aparcamientos.
-----------------------------------------
Mientras mi jefe actúe como si me estuviera pagando un buen sueldo... yo actuaré como si estuviera haciendo un buen trabajo.
-------------------------------------------
Jefe y secretaria:
- ¿Quién te ha dicho que puedes pasarte dando vueltas sin trabajar todo el día, sólo porque tuvimos un rollo???
- Mi abogado...

------------------------------------
Jefe de Personal:
- Aquí buscamos un empleado que no se amilane ante ningún trabajo, y no se enferme nunca.
Aspirante:
- OK, yo le ayudo a buscarlo.
----------------------------------------------
- Antonio, yo sé que el sueldo no le alcanza para casarse..., pero algún
día me lo agradecerá.

--------------------------------------
- Jefe, ¿puedo salir hoy dos horas antes? Mi mujer quiere que la acompañe a hacer unas compras.
- De ninguna manera.
- Gracias jefe, yo sabía que usted no me iba a defraudar.

------------------------------------------

.

sábado, 27 de junio de 2009

Feliz finde. Voy de boda.

.
Este fin de semana tengo, entre otras cosas, una boda, y aún no se qué ponerme para ir guapo.

No quiero llamar la atención, es decir, quiero pasar desapercibido mientras bebo y como langostinos.

Después dormiré la mona y tardaré bastantes horas en desintoxicar las neuronas, pero intentaré estar en condiciones para el Lunes de Risa.

Para el fin de semana he encontrado estas canciones que hacía tiempo que no escuchaba. Tengo cierta afinidad por música de minorías; veamos si os gustan.

Seguro que conoceis la canción que canta Julie Driscoll, pero pocos habeis escuchado esta versión.

Buen fin de semana, guapeton@s.



_________________________________________



_________________________________________


_____________________________________________


miércoles, 24 de junio de 2009

El pollo


.

Todos los domingos por la mañana mi padre iba a visitar a su hermana y me llevaba con él. Me encantaba demostrarle que me conocía el camino de casa al metro y del metro a casa, pensando en que algún día lo haría sin compañía. Recitaba el nombre de las pocas calles por las que pasábamos y todas las estaciones de metro. Bajábamos por la calle de Galileo porque siempre se encontraba con amigotes y tomábamos Fernando el Católico hasta Magallanes, parando un ratito en Casa Ricardo, para saludar y eso; un poco a la derecha está la glorieta de Quevedo, y al metro.

Nos desplazábamos hasta Goya y andábamos hasta la salida de Metro de Velázquez, que era cuesta abajo y ahí vivía mi tía. A la vuelta tomábamos el metro en Velázquez, porque hasta Goya es cuesta arriba, y hacíamos el trasbordo.

Saludaba a mi tía y me iba a la cocina; alucinaba en aquella cocina. Era tan grande como mi casa entera; su mesa era como la del comedor de mi casa y cabían cuatro sillas, cuando en la mía no cabía la banqueta y no había ni mesa. Pero lo que más me impresionaba era la nevera, de esas con curvas en las esquinas y ningún ángulo, dando la impresión de una cosa gorda, y con ese picaporte tan raro para abrir su puerta y que hacía “pfffssss!” cuando se cerraba…

Mi tía tenía cocinera; era muy simpática, y siempre me daba una pera de agua o melón fresquito que sacaba de la impresionante nevera. Creo que mi padre nunca se enteró que a media mañana tomaba esas cosas, porque él, que era muy listo, sabría por qué regresaba a casa con tanta hambre. Y es que con esas limpiezas de estómago, las ganas de comer que me entraban al medio día eran espantosas.

Me pasaba el camino de vuelta recordando a mi padre el hambre que tenía, y siempre, como un reloj, había la misma escena frente al bar ‘La Ría del Narcea’, sita en Fernando el Católico frente a lo que eran Galerías Preciados de Arapiles pero por la parte de atrás, antes de llegar a Escosura.

Este bar tenía un cartel que decía ‘El pollo dorado’ y tenían la primera máquina asadora de pollos que he visto en mi vida, y estaba colocada de forma que se viera bien desde la calle, churruscándose, dando vueltas y chorreando grasa… a veinte minutos de la hora de comer. “¡Papaaa, cómprame un pollo!”, y a pesar de las negativas yo no me movía observando el girar de los pollos e insistiendo a gritos aquella petición, hasta que mi padre me cogía de la mano y me arrastraba mientras seguía gritando. “¡Jóoo, yo quería un pollo!”

Era así todas las veces, pero no pasaba nada, llegábamos a casa despotricando, comía y ya estaba, pero no se qué pasó aquel domingo, quizá mi padre se enfadó con su hermana y venía calentito, no sé. Me cogió por los brazos y me levantó a su altura, apretaba los labios como para decir algo espantoso, pero en vez de eso me metió en volandas en el bar y me sentó en una silla junto a una mesa. “¡Póngale un pollo al niño de los….!” Gritó a un camarero que se reía mucho, yo creo que es que ya nos conocía de otros domingos.

Me plantaron un pollo en la mesa, un poco de pan y un vaso de agua. Mi padre se quedó en la barra tomándose una cerveza y sin quitarme ojo observó como arrancaba los muslos y me los llevaba a la boca chorreando grasa por la comisura de los labios y por mis deditos, mis manos y mis muñecas; tras los muslos desmenucé las pechugas y me las comía en pequeños trozos acompañando con pan y agua que tuvieron que reponerme varias veces. Me comí la piel churruscadita y rechupé las alitas, deliciosas, antes de mordisquearlas y acabar con ellas, y pedí un plato para los huesos; tuve que insistir, no me lo querían dar, pero es que tenía que quitar todos los huesos y huesecillos, ya rechupados, para poder mojar el pan cómodamente. Una vez limpio el plato consumí un servilletero tratando de que desapareciera toda la grasa de mis manos y mi cara, y me puse en pie ante mi padre que iría por la tercera cerveza y dije mientras sacudía una mano sobre la otra “¡Ya está!”.

El camino a casa fue lento y me salió sin querer un eructo laaargo que incluso me asustó, más que nada por si recibía un coscorrón de mi padre, pero parecía cansado para eso.

Mi padre era la autoridad de la familia, así que no pasó nada cuando llegamos a casa tarde para comer, y dijo que ese día ni él ni yo comeríamos. Me puse a jugar mientras mi padre se echaba una siesta.

Recuerdo aquel pollo como el mejor que he comido en mi vida, pero no recuerdo la razón por la que dejé de exigir comerme otro; no lo volví a hacer. Pasábamos por el mismo sitio y saludábamos amigablemente a los camareros, pero no volví a entrar en aquel paraíso del pollo asado.

Nota: Relato de mis recuerdos regalado a Miguel de Mis fotos de Madrid.
.

lunes, 22 de junio de 2009

Lunes de Risa: La vida es chiste

.


Dicen que una vez nació uno tan feo, pero tan feo, que el doctor dijo:
-Si no llora en 10 segundos, es un tumor.

A ver, cuénteme su versión de los hechos, dice el juez.
- Verá, estaba yo en la cocina con el cuchillo de cortar jamón. En esto que entra mi mujer, tropieza cae sobre el cuchillo y se lo clava en el pecho.
-Ya – dice el juez – siga…
-Pues, y así hasta siete veces.

En la alcoba conyugal, la sensual esposa recibe al marido a las tres de la mañana diciéndole:
-“Desabrocha mi blusa y déjala sobre la cama”
-“Sí”
-“Ahora el sostén, ponlo en la silla”
-“Claro”
-“Deja mi falda en el ropero”
-“Bueno”
-“Ahora mis pantys en el cesto”
-“Ya está”
-“Y que sea la última vez que te pones mi ropa maricón de mierda”

Esto es uno que le dice a su padre:
-“Oye … tengo dos noticias que darte. Una buena y otra mala.”
Y dice el padre: “ Empieza por la buena, pues ...”
-“Tu airbag funciona de maravilla…”

¿Cuál es la diferencia entre una novia, una amante, y una esposa haciendo el amor?
Que la novia te dice ayyy me duele
Que la amante te dice ayyy que maravilla
Que la esposa te dice hayyyy que pintar el techo

Entra un uno a una pizzería, acompañado por dos señoritas y dice…
-Deme dos pizzas
-¿Familiares?
-No, son putas, pero tienen hambre

Llega un señor a su casa y le dice a su mujer:
-Cariño, tengo un grave problema en la oficina.
Y su mujer le responde dándole ánimo:
-No te preocupes. Nunca digas tengo un problema, di… tenemos un problema.
Muy bien! Entonces, ¡Nuestra secretaria va a tener un hijo nuestro!

.
NOTA: Disculpad mis silencios en vuestros blog's. Estos días, para poder leerlos todos, no hay tiempo para muchos comentarios, pero estoy ahí.

Un abrazo atodos,

viernes, 19 de junio de 2009

Fuí al concierto de Mónica Naranjo


.
Anoche actuó en Valladolid Mónica Naranjo como parte de su gira Adagio Tour.

Había leido que este trabajo es un empeño personal de Mónica, a lo grande, con orquesta y todo, y tenía curiosidad por ver si había evolucionado desde aquellas canciones en que alardeaba de potente voz. Y logró sorprenderme.

El escenario se llenó de instrumentos de cuerda, violines, chelos... y un pequeño coro de ocho personas que cantaban como ángeles (aunque nunca los haya oído), una batería y dos teclados que complementaban con maestría lo que faltaba de orquesta; y comenzaron las sorpresas.

Leo en el panfleto de entrada que la dirección musical y las adaptaciones son de un tal Pepe Herrero; ¿quien no conoce a algún Pepe Herrero?, no le dí importancia, pero cuando aparece en el escenario no pude dar crédito a lo que veían mis ojos. Con chaqué negro, pajarita y una melena que sobrepasaba la cintura, aparece el director de orquesta.

Si, es el Pepe Herrero que conozco desde hace años pero en una faceta distinta, como cantante, guitarra, compositor y arreglista en el grupo heavy Stravaganzza, poco conocido en el mundo musical popular, pero muy conocido en el mundo de las minorías megalómanas y en los entresijos de los creadores que acuden siempre a gente con talento. Obviamente, el mundo heavy de este país le conoce muy bién.


Para seguir con las sorpresas, observo que uno de los violinistas es un cabeza rapada del que me suena su cara.
Tras lo acaecido con el director de orquesta,
busco en mi memoria por los mismos derroteros y al fín lo descubro: ¡Es (era) el violinista de Celtas Cortos!

Mónica aparece y la luz se desvanece, aumentas los gritos y los aplausos, pero la potencia de su voz y la perfección musical dejan el Teatro Calderón en silencio. El espectáculo de luz y sonido es magnífico y nos quedamos boquiabiertos hasta que acaba la canción, y el público
estalla en aplausos y lágrimas de emoción.

La música es perfecta, y en un teatro pequeño no caben en el escenario la totalidad de la orquesta. El foso orquestal está tapado, así que solo puede ser que los teclados suplan al resto. Hay dos teclados, y en uno de ellos hay otro joven melenudo que no usa partituras, sino un portatil MAC blanco. Me fijo en él, ya sin sorpresa, pues sabía de antemano que era Rubén, guitarrista y compositor de otro grupo heavy gótico ya desaparecido para disgusto de sus muchos fans, Ebony Ark. Le ví a la entrada del teatro y le fotografié, no podía menos, y además se dejó fotografiar gustosamente.

La voz de Mónica Naranjo enamora a cualquiera en algún momento, ya que en una hora de concierto pasó por todos los registros de voz posibles, pero juega con ventaja si se rodea de estos músicos jóvenes talentosos que entienden la música desde los orígenes hasta nuestros días, y la aplican con generosidad para placer de nuestros oídos.
.

martes, 16 de junio de 2009

Emery de Villars-le-Duc, Caballero Templario


.

Detuvieron a Emery cuando trataba de huir por las caballerizas del palacio templario; unos metros más y lo habría conseguido. Se había deshecho del manto y del hábito del Temple, se rasuró la barba y trataba de salvar la vida acuciado por su cobardía, pero no lo logró. La guardia del rey Felipe IV de Francia lo descubrió y acertaron en suponer que se trataba de un monje-soldado en huida.

Emery había sido caballero de la orden del Temple durante casi veinte años tras los ocho de rigor como hermano sirviente, pero ahora se encuentra en una celda real, atemorizado tras las torturas recibidas por parte de los caballeros del rey Guillermo de Marcillac y Hugo de Celles que le hicieron confesar que los actos imputados a la orden eran ciertos. Sus rodillas sangran tras recorrer la celda en posición de oración durante horas suplicando a Dios perdón por haber cedido ante el terror a la muerte.

Al oír gritos se empina para ver por el enrejado ventanuco de la celda como llevan en carretas a cincuenta y cuatro hermanos camino de la hoguera. Altivos van algunos soportando los insultos de la soldadesca, otros oran tranquilos con la cabeza agachada, y todos sabiendo que en breve se encontrarían con el Señor. Emery comprende que ninguno de ellos ha confesado pese a las torturas y comienzan a correr torrentes de lágrimas por sus mejillas. No quiere volver a negar a Dios, pero no quiere morir de forma tan dolorosa.

En ese momento entran dos soldados que le elevan y le arrastran fuera de la celda y tras varios pasillos le dejan caer ante un altar, y junto a él dos comisarios le explican en qué va a consistir el interrogatorio en presencia de varios notarios. Emery apenas escucha, saben que le preguntarán sobre la gran mentira que ha confesado y buscarán en sus respuestas la forma de culpar a otros hermanos; se encuentra débil tras tres días de ayuno y comienza a marearse. Alza la vista a los comisarios mientras llora y después se golpea fuertemente el pecho con los puños, mira el altar y alza los brazos gritando que todos los cargos imputados a la orden son falsos y que se abra la tierra y caiga al infierno si lo que dice es falso. Que él no tiene la paciencia ni la dignidad de sus hermanos, y a cambio de seguir vivo confesará cualquier error imputado a la orden y si hacía falta diría que él mató a Nuestro Señor, pero que no revelaran lo dicho a los hombres del rey, temiendo llegar a tener el mismo suplicio que sus hermanos templarios.

Los comisarios se conmovieron y sobreseyeron el caso, por el momento, ante el peligro de que otros testigos escucharan lo que Emery contaba bajo la presión de semejante terror.


--------------------------

NOTA: Bajo el reinado de Felipe IV se suspendió la orden del Temple tras un proceso que se cerró el 3 de Abril de 1312. Apenas un mes antes llevan a declarar al caballero Emery de Villars-le-Duc y lo acaecido en la declaración queda escrito por los notarios, y yo aquí lo recreo. No se sabe cual fue el destino final de Emery.

.

lunes, 15 de junio de 2009

Lunes de Risa: Sobre neveras...

.
Tres almas suben al cielo y San Pedro, que está en la puerta, les dice:
"Si no es por no entrar, pero es que aquí no cabe ni un alma...bueno, una sí"
Las 3 almas se miran entre sí con cara extrañada y dice una:
"Bueno, ¿y qué hacemos?"
San Pedro les contesta:
"Yo lo que hago en estos casos es que cada alma me cuente cómo ha muerto y la que haya muerto de la forma más increíble entra"
Va la primera alma y le cuenta:
"Yo hacía tiempo que sospechaba que mi mujer me ponía los cuernos, y un día decidí llegar antes del trabajo para pillarla "in fraganti". Incluso decidí subir los 25 pisos andando para que no me oyeran llegar. Cuál fue mi sorpresa que me encontré a mi mujer en pelota picada tumbada en la alfombra, y la muy perra me dice que estaba haciendo gimnasia desnuda. Me empiezo a cabrear y a buscar al hijo de puta que se la estaba tirando. En esto que oigo como alguien está rascando en la ventana y me encuentro a un tío colgado en la cornisa. Entonces cogí un bate de beisbol y le empecé a dar de hostias hasta que se soltó y cayó, pero el hijo puta tuvo tanta suerte que cayó un toldo y rebotó a unos arbustos y se salvó. Yo desesperado cogí la nevera y se la tiré, con tan mala suerte que se me enredé en el pie el cable y caí detrás de la nevera.
San Pedro flipado le hace salir y hace pasar a la siguiente alma:
"Yo era un limpiacristales (con futuro) y un día que estaba limpiando los cristales de un piso 26, se me rompe una cuerda del andamio y caí, pero conseguí cogerme a la cornisa del piso de abajo. Empiezo a dar golpecitos a la ventana para ver si alguien me podía ayudar. En esto que me sale un tío con los ojos rojos de ira y me empieza a dar de hostias con un bate y a insultarme hasta que caí. Menos mal que había un toldo que me hizo rebotar a unos arbustos. Cuando abro los ojos me veo como una nevera cae sobre mí con el tío detrás."
San Pedro ya descojonado le dice a la siguiente alma que pasara y que ya podía ser cojonuda su muerte que lo tenía difícil para entrar.
El alma le dice:
"Pues que me estaba tirando a la mujer de un amigo cuando aparece éste y no se me ocurre otro sitio para esconderme que la nevera..."


.

miércoles, 10 de junio de 2009

Volar


.

Alfonsito lo que quería era volar.

Provenía de una familia no muy pudiente y su imaginación le llevaba a jugar con aviones de papel o con dos palos atados con hilo de coser que le cogía a su madre. Las batallas aéreas eran espantosas y tan ruidosas que su hermana le regañaba porque no se podía concentrar en sus estudios; entonces su avioneta recorría en silencio toda la casa, sobrevolando por todo el salón y aterrizando sobre la mesa. A veces realizaba cabriolas peligrosas pasando bajo las sillas o rozando la librería hasta que el piloto, exhausto, tenía que acudir a la llamada de la cena.

En su habitación, a solas y antes de acostarse, abría las manos y cerraba los ojos, realizando el último viaje del día, en el que como Supermán, volaba sobre ciudades y campos, persiguiendo locomotoras que arrastraban largas filas de vagones o de costado por estrechos desfiladeros, o remozándose de suaves nubes.

La economía casera parece que mejoró de golpe y un día su padre trajo regalos para todos. A él le regaló un avión comercial de pasajeros de plomo tan grande como la palma de su mano, y su alegría fue tal que todos descubrieron cual era su autentica afición desbordada.

Acabó coleccionando miniaturas de aviones de todo tipo y, cuando fue mayor, los libros sobre aviación fueron llenando su librería. Veía repetidas veces películas sobre el tema, tantas veces que no logró nunca tener compañía en esas actividades. Realizaba continuas visitas a museos, bibliotecas y aeropuertos con la cámara de fotos en la mano: esa era su vida. Pero cuando tuvo edad para ello no eligió estudios relativos a su gran afición.

Años antes de tener esa edad ya lo había decidido, cuando no pudo salir al balcón de casa de un amigo que vivía en un octavo piso. Sólo pensarlo le temblaban las piernas de forma muy notable y el ver a su amigo en la barandilla del balcón empinándose para mirar hacia abajo le producían copiosos sudores y temblor en la voz. Supo que no podría volar nunca fuera de su fantasía infantil.

Logró un buen trabajo que le permitía aumentar su colección y viajar, siempre en tren, autocar o automóvil, a algunas partes del mundo donde se exhibían vuelos acrobáticos, o famosos museos que no conseguían saciar su curiosidad sobre el vuelo. Eso era lo único que le mantenía vivo, pues a pesar de los intentos por entrar en alguna academia de vuelo, aunque fuera deportivo, de paracaidismo, ala delta, etc., nunca logró atravesar la puerta.

Así pasaron los años, en la soledad de su gran apartamento y manteniendo la costumbre de, todas las noches, levantar los brazos y cerrar los ojos. Ya había sobrevolado muchas ciudades, muchos montes, había dirigido bandadas de ánades, se había posado sobre escarpadas cumbres, conocía los aviones por la forma que recortaba en el cielo por muy altos que fueran, sus motores, sus planes de vuelo. Conocía el primer vuelo de cada uno de uno de los aviones, los problemas en su fabricación, el día de su finiquito y quiénes asisten a las fiestas de botadura y despedida… Hasta que un día decidió experimentar por sí mismo.

Tenía sesenta y tres años el día que Alfonsito apareció incrustado boca abajo sobre un coche aparcado a los pies de Torre de Madrid.

No lo consiguió.

.

lunes, 8 de junio de 2009

Lunes de Risa: Varias cosas

.
Una tarde un famoso banquero iba en su limusina cuando vio a dos hombres a la orilla de la carretera comiendo césped.

Preocupado, ordenó a su chofer detenerse y bajó a investigar. Le preguntó a uno de ellos:

-¿Por qué están comiéndose el césped?
- No tenemos dinero para comida. - dijo el pobre hombre - Por eso tenemos que comer césped.
- Bueno, entonces vengan a mi casa que yo los alimentaré - dijo el banquero.
- Gracias, pero tengo esposa y dos hijos conmigo. Están allí, debajo de aquél árbol.
- Que vengan también, - dijo nuevamente el banquero.

Volviéndose al otro pobre hombre le dijo:

- Ud. también puede venir.

El hombre, con una voz lastimosa dijo:

- Pero, Sr., yo también tengo esposa y seis hijos conmigo!
- Pues que vengan también. - respondió el banquero.

Entraron todos en el enorme y lujoso coche. Una vez en camino, uno de los hombres miró al banquero y le dijo:

- Sr., es usted muy bueno. Muchas gracias por llevarnos a todos!!!

El banquero le contestó:
-¡Hombre, no tenga vergüenza, soy muy feliz de hacerlo!. Les va a encantar mi casa.... ¡El césped está como de veinte centímetros de alto!

Moraleja:
Cuando creas que un banquero te está ayudando, piénsalo dos veces.

_____________________________________________________

A un tipo le para la Guardia Civil de Tráfico cuando iba conduciendo hacia su casa en compañía de su esposa.
Tipo: -¿Cuál es el problema agente?Oficial: -Circulaba a 120 Km/h en una zona de 80.
Tipo: -No señor, iba a 85.
Esposa: -No es cierto Luis, ibas a 120.

El tipo le echa una mirada de
advertencia a su mujer.

Oficial: -También lo voy a multar porque tiene fundida la luz de freno de la izquierda.
Tipo: -¿Luz? ¿Qué luz ? No tenía ni idea.
Esposa: -No te hagas el tonto, Luis. Te dije que tenías la luz fundida hace lo menos 6 semanas.

Esta vez la echa una mirada venenosa, de esas que causan pavor.

Oficial: -También lo multaré por no usar el cinturón de seguridad.
Tipo: -¡Pero si me lo quité en el momento que me detuvo!
Esposa: - ¡¡¡Por favor Luis!!! ¡¡¡Pero si tú nunca lo utilizas!!!

Esta vez Luis no soporta y en el colmo de la exasperación grita a su mujer: "¡¡¡CIERRA EL PICO HIJA DE PUTAAAA!!!"

Oficial: -Señora, ¿su esposo le habla así normalmente?
Esposa: - No... sólo cuando está borracho...

_______________________________________________________

PARÁBOLA DEL PEDAGOGO

En aquel tiempo subió Jesús a la montaña seguido por la multitud y, sentándose sobre una gran piedra dejó que sus discípulos y seguidores se le acercaran. Después, tomando la palabra les enseñó diciendo:

- En verdad os digo que serán bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos será el Reino de los Cielos. Que serán bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia porque ellos serán saciados.

Que serán bienaventurados los misericordiosos porque ellos…

Pedro interrumpió: ¿Tenemos que aprender eso de memoria?
Andrés dijo: ¿Tenemos que pasarlo a la carpeta?
Santiago preguntó: ¿Nos va a evaluar con eso?
Felipe se lamentó: ¡No traje el papiro borrador!
Bartolomé inquirió: ¿Tenemos que tomar apuntes?
Juan levantó la mano: ¿Me das permiso para ir al baño?
Judas exclamó: ¿Para qué sirve todo esto?
Tomás se inquietó: ¿Hay fórmulas, resolveremos problemas?
Tadeo clamó: ¡Pero, porqué no nos das la guía y ya está!
Mateo se quejó: ¡No entendí nada, nadie entendió nada!!

Uno de los fariseos presentes que nunca había estado frente a una multitud, ni enseñado nada, tomó la palabra y se dirigió a Él diciendo:

¿Dónde está tu planificación?
¿Cuál es la nomenclatura de tu proyecto áulico en esta intervención didáctica mediatizada?
¿Y tu base diagnóstica?
¿Y tu auto evaluación institucional?
¿Cuáles son tus expectativas de logros?

¿Tiendes al abordaje del área en forma globalizada, que permita el acceso a la significación de los contextos, teniendo en cuenta la bipolaridad de la transmisión?
¿Cuáles son tus estrategias conducentes al rescate de los saberes previos?
¿Responden éstos a los intereses y necesidades del grupo para asegurar la significatividad del proceso de enseñanza y aprendizaje?
¿Has incluido actividades integradoras con fundamento epistemológico productivo?
¿Y los espacios alternativos de las problemáticas curriculares generales?
¿Has propiciado espacios de encuentro para coordinar acciones transversales y longitudinales que fomenten los vínculos operativos y cooperativos de las áreas concomitantes?
¿Cuáles son los contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales que responden a los sustentos lógico, praxeológico y metodológico constituidos por los núcleos generativos disciplinarios, transdisciplinarios, interdisciplinarios y metadisciplinarios?

Caifás, el peor de todos, le dijo a Jesús : Después de las instancias compensatorias de diciembre, marzo y julio , me reservo el derecho de promover directamente a tus discípulos para que al Rey no le fallen las encuestas de evaluación de calidad ni se le caigan los porcentajes de rendimiento. Serás notificado oportunamente por la vía que corresponde. ¡Ojo con aplazar a alguno! Recuerda que aún eres interino y que no presentaste la declaración jurada de incompatibilidad!

…y Jesús pidió la jubilación anticipada a los treinta y tres años de edad

.

viernes, 5 de junio de 2009

Tengo miedo

.
Debo tranquilizarme.

Estoy encogido bajo el lavabo, inmóvil y respirando muy suavemente, tratando de ser un cuerpo imperceptible, con la luz apagada a raíz de un ruido que proviene del salón. Como no reconozco el ruido, voy a repasar mentalmente mis movimientos durante las dos últimas horas.

Cuando entré, la casa estaba a oscuras y el cerrojo estaba echado, pues di varias vueltas a la llave para abrir la puerta, volví a echarlo al cerrar, y las ventanas estaban cerradas con la persiana bajada, como siempre. Lo que sea que esté en el salón estaba dentro de casa cuando llegué, pero lo que me aterra es que entonces estaba ya dentro cuando salí esta tarde, y lo encerré. Pero hace un rato no noté nada fuera de lo normal; recogí la prensa esparcida en el sofá tal y como la dejé y la puse en el cesto de reciclar papel. El vaso de agua lo llevé a la cocina, lo enjuagué y lo puse a escurrir; yo creo que bien colocado, no se puede haber volcado y además el ruido fue en el salón.

¡Un momento! Algo se ha arrastrado y sí, parece la cocina…

Es mejor pensar que ha habido un pequeño movimiento y algo ha caído, aunque no sonaba a golpe… bueno quizá si era algo blando y mal colocado pudiera hacer ese ruido, pero no lo reconozco. No sonaba al típico libro que cae en una librería; más bien parecía un tropiezo… ¿De quién? No debo tener miedo; seguro que es una tontería, pero me resulta difícil pensar.

He dejado preparado encima de la mesa de la cocina las cosas de mi desayuno, como todos los días, y he limpiado antes la mesa. Sobre ella no hay otra cosa, estoy seguro. Alguna vez dejo el paño de cocina sobre el respaldo de una silla. ¿Dónde lo dejé esta vez? Maldita sea, no recuerdo. Si cae del respaldo el sonido es muy tenue; puede que sea el segundo ruido que lo amplifico con este silencio y mi terror.

Ahora no oigo nada. Fue un error poner una alfombra tan grande en el salón y la de paso en el pasillo; no oiré sus movimientos cuando pase sobre ellas. Porque es alguien ¿no?

¡Otra vez! Como tres golpecitos en el suelo, al principio del pasillo…

¿Qué hay en esa zona, pequeño, que haya podido caer, rebotar, con tan tenue sonido? Sea lo que sea se está acercando y mi respiración empieza a poder delatarme. La luz de la luna entra por la ventana del cuarto de baño muy atenuada por el visillo; si no me muevo no me verá. Yo, sin embargo, veo la puerta entreabierta; ni siquiera me atreví a cerrarla. Estoy demasiado asustado.

Me he puesto el pijama y he colocado la ropa en el armario; no he dejado nada encima de la cama. Sobre la mesilla está el despertador, la lámpara y un libro. Entré en el cuarto de baño, me lavé los dientes, oriné y apagué la luz. Al llegar a la puerta de mi habitación oí el ruido, dejé la habitación a oscuras y, descalzo para no meter ruido, regresé y me escondí aquí. Me asusté demasiado, y ni siquiera me salió un grito.

¡Noto algo! ¡Se acerca! Parece que está detrás de la puerta; si nota algo va a entrar y si lo veo con esta poquita de luz que hay me voy a desmayar de miedo. Se abre…la puerta…¡Jó!... va a entrar… se me salen los ojos de las órbitas, contengo la respiración…entra… ¡Lupo! Maldito cachorro… Me olvidé de ti. ¿Cómo saliste de la caja?
.

NOTA: La foto se tomó de Educared Argentina
____________

jueves, 4 de junio de 2009

Querido presidente Bush...

.



Es que he recibido este video y quiero que lo veais.
Tambien es que hoy no tengo entradas, quizá mañana...

Pero sigo aquí.
.

martes, 2 de junio de 2009

Premios, Reconocimientos y RadioBlog

.


Considero un premio que Juan Duque, nuestro bloguero radiofónico del blog Luz de Gas Radioblog, me entrevistase en su último programa.

En la tercera parte del programa, que expongo, se pueden escuchar las entrevistas de


pero no debiérais perderos el resto de entrevistas, también muy interesantes.

Juan es el típico culo imquieto que escribe, hace cine y teatro y una vez al mes nos regala con un programa radifónico a través de su blog de varias horas en que pone voz a una selección de blogueros. El ser uno de los elegidos para ser entrevistado es, para mí, un gran honor, pues me mete en el mismo saco en que se encuentran blogueros de prestigio; procuraré estar a la altura.

Muchas gracias, Juan.

------------------------------------------


Belén Escobar, del blog Belén en prosa y verso desea compartir conmigo el premio "Palabras como Rosas" que a su vez le otorgó Seda del blog El Reino de Seda.

Ambos blog's son literarios y muy completos por cuanto nos muestran escritos en prosa y en verso, aunque sea cual sea el método elegido en sus post, son todos poéticos, de los que elevan nuestro espíritu a planos en los que solo existe amor. Y todo esto esto con la maestría que caracteriza a los avezados escritores.

Muchas gracias por el premio y gracias a ambas por compartir vuestro arte con el mundo entero.
.
----------------------------------
.

El premio "Violeta" me lo otorga Marga Fuentes del blog del mismo nombre.

En la blogosfera encontramos muchas personas que desean compartir su arte, en realidad regalan sus narraciones, sus poesías, sus cuadros... Pero Marga lo que hace es cantar con una maravillosa voz, y en sus post nos regala canciones interpretadas por ella misma, proporcionándonos un descanso relajado y maravilloso en nuestra navegación por la red.
No puedo dejar pasar el comentario que me deja en mi blog para otorgarme este premio:

Carlos:
Te dejo el Premio Violeta en mi blog porque el violeta, es el color de la mentalidad pensante, de la lógica y de la razón. Es el color de la madurez avanzada, del equilibrio, del razonamiento concreto. Sus vibraciones provocan un mayor rendimiento de la actividad mental, y esto es algo que nos hace crecer espiritualmente, nos indica respeto, dignidad y amor por uno mismo.
Te lo dejo con mi reconocimiento a tu amistad, a tu aprecio, a tu persona.
Un beso y un fuerte abrazo. Hasta la vuelta.

Muchas gracias a Marga por su reconocimiento, y a los demás les recomiendo visitar su blog. No se arrepentirán.
_

lunes, 1 de junio de 2009

Lunes de Risa: ¡Que tiernos!

.
Debo pediros perdón, pero el fin de semana....
Solo contaré unos chistecitos...

1.- Una niña le estaba hablando de las ballenas a su maestra.
La profesora dijo que era físicamente imposible que una ballena se tragara a un ser humano porque aunque era un mamífero muy grande su garganta era muy pequeña.
La niña afirmó que Jonás había sido tragado por una ballena.
Irritada, la profesora le repitió que una ballena no podía tragarse a ningún humano; físicamente era imposible.
La niña dijo: - Cuando llegue al cielo le voy a preguntar a Jonás.
La maestra le preguntó: - ¿Y qué pasa si Jonás se fue al infierno?
La niña le contestó: - Entonces le pregunta usted.

*******

2.- Una maestra de preescolar estaba observando a los niños de su clase mientras dibujaban.
Ocasionalmente se paseaba por el salón para ver los trabajos de cada niño.
Llegó donde había una niña que replicó: - Estoy dibujando a Dios.
La maestra se detuvo y dijo: - Pero nadie sabe cómo es Dios.
Sin pestañear, y sin levantar la vista de su dibujo, la niña contestó: - Lo sabrán dentro de un minuto.

*******

3.- Una profesora de catecismo estaba discutiendo los Diez Mandamientos con sus pupilos de 5 y 6 años. Después de explicar el mandamiento de 'Honrar a tu padre y a tu madre', les preguntó:
- ¿Hay algún mandamiento que nos enseñe cómo tratar a nuestros hermanos y hermanas?
Un muchachito (el mayor de su familia) contestó: - No matarás.

*******

4.- Una honesta niña de siete años admitió calmadamente a sus papás que Luis Miguel la había besado después de la clase.
- ¿Cómo sucedió eso? -Preguntó asombrada su mamá.
- No fue fácil -admitió la pequeña señorita-, pero tres niñas me ayudaron a agarrarlo

*******

5.- Un día una niña estaba sentada observando a su mamá lavar los platos en la cocina. De repente, notó que su mamá tenía varios cabellos blancos que sobresalían entre su cabellera oscura. Miró a su mamá y le preguntó inquisitivamente:
- ¿Por qué tienes algunos cabellos blancos, mamá?
Su madre le contestó: - Bueno, cada vez que te portas mal y me haces llorar o me pones triste, uno de mis cabellos se vuelve blanco.
La niña asimiló esta revelación por un rato y luego dijo:
- Mami, ¿por qué TODOS los cabellos de mi abuelita están blancos?

*******

6.- Un niño de tres años fue con su papá a ver una camada de gatitos recién nacidos. De regreso a casa, le informó apresuradamente a su mamá que había dos gatitos y dos gatitas.
- ¿Cómo supiste eso? -Le preguntó su mamá.
- Papá los levantó y miró por debajo -replicó el niño-. Creo que allí tienen la etiqueta.

*******

7.- Todos los niños habían salido en la fotografía y la maestra estaba tratando de persuadirlos a cada uno de comprar una copia de la fotografía del grupo.
- Imaginaros qué bonito será cuando ya seáis todos mayores y digáis: 'Allí está Catalina, es abogada', o también 'Ese es Miguel, ahora es doctor'.
Sonó una vocecita desde atrás del salón:
- Y allí está la maestra. Ya se murió.


Apoya el premio (pulsa la foto)