viernes, 5 de junio de 2009

Tengo miedo

.
Debo tranquilizarme.

Estoy encogido bajo el lavabo, inmóvil y respirando muy suavemente, tratando de ser un cuerpo imperceptible, con la luz apagada a raíz de un ruido que proviene del salón. Como no reconozco el ruido, voy a repasar mentalmente mis movimientos durante las dos últimas horas.

Cuando entré, la casa estaba a oscuras y el cerrojo estaba echado, pues di varias vueltas a la llave para abrir la puerta, volví a echarlo al cerrar, y las ventanas estaban cerradas con la persiana bajada, como siempre. Lo que sea que esté en el salón estaba dentro de casa cuando llegué, pero lo que me aterra es que entonces estaba ya dentro cuando salí esta tarde, y lo encerré. Pero hace un rato no noté nada fuera de lo normal; recogí la prensa esparcida en el sofá tal y como la dejé y la puse en el cesto de reciclar papel. El vaso de agua lo llevé a la cocina, lo enjuagué y lo puse a escurrir; yo creo que bien colocado, no se puede haber volcado y además el ruido fue en el salón.

¡Un momento! Algo se ha arrastrado y sí, parece la cocina…

Es mejor pensar que ha habido un pequeño movimiento y algo ha caído, aunque no sonaba a golpe… bueno quizá si era algo blando y mal colocado pudiera hacer ese ruido, pero no lo reconozco. No sonaba al típico libro que cae en una librería; más bien parecía un tropiezo… ¿De quién? No debo tener miedo; seguro que es una tontería, pero me resulta difícil pensar.

He dejado preparado encima de la mesa de la cocina las cosas de mi desayuno, como todos los días, y he limpiado antes la mesa. Sobre ella no hay otra cosa, estoy seguro. Alguna vez dejo el paño de cocina sobre el respaldo de una silla. ¿Dónde lo dejé esta vez? Maldita sea, no recuerdo. Si cae del respaldo el sonido es muy tenue; puede que sea el segundo ruido que lo amplifico con este silencio y mi terror.

Ahora no oigo nada. Fue un error poner una alfombra tan grande en el salón y la de paso en el pasillo; no oiré sus movimientos cuando pase sobre ellas. Porque es alguien ¿no?

¡Otra vez! Como tres golpecitos en el suelo, al principio del pasillo…

¿Qué hay en esa zona, pequeño, que haya podido caer, rebotar, con tan tenue sonido? Sea lo que sea se está acercando y mi respiración empieza a poder delatarme. La luz de la luna entra por la ventana del cuarto de baño muy atenuada por el visillo; si no me muevo no me verá. Yo, sin embargo, veo la puerta entreabierta; ni siquiera me atreví a cerrarla. Estoy demasiado asustado.

Me he puesto el pijama y he colocado la ropa en el armario; no he dejado nada encima de la cama. Sobre la mesilla está el despertador, la lámpara y un libro. Entré en el cuarto de baño, me lavé los dientes, oriné y apagué la luz. Al llegar a la puerta de mi habitación oí el ruido, dejé la habitación a oscuras y, descalzo para no meter ruido, regresé y me escondí aquí. Me asusté demasiado, y ni siquiera me salió un grito.

¡Noto algo! ¡Se acerca! Parece que está detrás de la puerta; si nota algo va a entrar y si lo veo con esta poquita de luz que hay me voy a desmayar de miedo. Se abre…la puerta…¡Jó!... va a entrar… se me salen los ojos de las órbitas, contengo la respiración…entra… ¡Lupo! Maldito cachorro… Me olvidé de ti. ¿Cómo saliste de la caja?
.

NOTA: La foto se tomó de Educared Argentina
____________

36 comentarios:

Winnie0 dijo...

Consgigues mantener el suspense y la intriga...deseando llegar al final y claro...sorprendente. Con relatos tan bien contados como éste...muchos se harían famosos..pero tú ya, Tito Carlos...eres famoso para mí. Besos Tito y feliz viernes

Didac Valmon dijo...

sabes que me encanta leerte, pero este me ha dejado cierto sabor de boca, así como acojone que se dice:P jajajaja, en serio, pensaba que oiba a pasar otra cosa...

Elisabeth dijo...

ufff q tension por favor jejejejejee estas mascotas con lamia me pasa a menudo q no me acuerdo de q esta por aqui y me da unos sustos jejejeje


besitosss

Menda dijo...

Coñe, qué acojone me estaba entrando.........
( Yo es que eso de los ruidos..........te cuento algo, en mi casa, hay una escalera de acceso al garaje....en la entrada del garaje hay una zona habilitada como trastero....y allí mi madre ha puesto un congelador que cabía perfectamente.Hasta ahí bien, pero el muy puñetero le ha dado por hacer unos ruidos terribles-yo siempre digo que me recuerdan la respiración de un ser de ultratumba- y más de una vez me he negado a bajar al garaje, ajjaja)

S. dijo...

jajjjajaja yo no bajo al sótano de mi casa nunca de noche por si acaso

Mannelig dijo...

Bueno, pero será un cachorro mutante que en las noches de luna llena se convierte en una máquina de hacer picadillo, ¿no?

Felisa Moreno dijo...

uffffffff, vaya con el perro, que susto nos ha dado. Este relato demuestra que la mayoría de los miedos son infundados, pero que susto dan...

Un beso

anapedraza dijo...

¡Escribes muy bien!

A mi tu relato me ha recordado a las personas que tiene problemas graves con las manías, son unos gran desconocidos.

¡Qué envidia me das de lo bien que escribes, jodio!

MIGUEL

BRILLI-BRILLI dijo...

Ya me estaba asustandoooo,esto no se hace!que soy muy miedoso!!jejeje
Besos

Thiago dijo...

jaja por dios, ya estaba yo acojonao, pero tu cuento sirve para destacar como a veces lo que nos da terrror son las cosas más sencillas y cotidianas... Vamos, como el que siento yo de mi abuela fantasma, jajaajaj

Cari, no te hice el carnete de seguidor pq tengo que mirar qu numero eres, pero tengo otro regalo para ti:

"Por haberme hecho una poesía,
Te hice un carnete el otro día,
Ya eres poeta sobrevenido,
Seas al Parnaso bienvenido
Y grita con toda tu fuerza:
¡Jopeta, ya soy poeta!"

Bezos

Anabel Botella dijo...

He contenido la respiración hasta el final, justo hasta que ha salido Lupo. Pero has llevado muy bien este relato. Has creado la intriga que requiere todo relato de miedo. A ver si un día me animo a ello.
Saludos desde La ventana de los sueños.

Mariana Castrogiovanni dijo...

Bueno... aqui me sale pa Psico...
Sólo dejaré una pregunta:
¿a qué le tememos cuando tenemos miedo?
Un día de estos (que tenga un poquito de tiempo) iniciaré una serie de entradas sobre los miedos (sería demasiado largo para una sola)
Como ves, no es la primera vez que tus relatos me inspiran.
Un besote

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Y eso que son las 13 horas, pues vaya miedo me has metido en el cuerpo.

Un abrazo y deja al cachorro fuera de la caja al pobre.

milagros dijo...

Mira que olvidarte del pobre Lupo...
Muy buena la atmósfera de misterio que creas en todo el relato.
Un abrazo.

América dijo...

LA FOTOGRAFIA ESTUPENDA,EL TEXTO LOGRA MANTENER A UNO PEGADO A LA SILLA,LUPO SOLO QUERIA ATENCION,JAJAJAJA LO QUE ES EL MIEDO,PARALIZA Y NOS HACE IMAGINAR CUALQUIER COSA!....MUY BUENO!

cabreada dijo...

Muy bueno, me has tenido acojonada hasta el final. Si llegará a pasarte algo así es que te esstás haciendo muuuuuy mayor.

ulises dijo...

Esta vez te he pillado. Desde le principio estaba pensando en un animal de compañía. Menos mal que no se compró de mascota una serpiente.
Un abrazo.

Nuria Gonzalez dijo...

Yo pensaba que alguien alucinaba solo de MIEDO.
Pero era un cachorrillo.
Todo eso es lo que siento yo cuando escucho ruidos en mi casa jajaja. me he reido de mi misma.
Besitos

Alejandro Ramírez dijo...

Ay, el final no me gustó. Ese clima de terror y suspenso estaba tan bien que esperaba algo distinto. Incluso hubiera preferido un final abierto. Bueno, son gustos.

Un saludo, Tito.

Amig@mi@ dijo...

Situación más que cotidiana pues, quien esté libre de pecado que tire la primera piedra ;)
Un saludo

Ro dijo...

Todavía no soy capaz de respirar con normalidad...que suspense. Creo que yo hubiera reaccionado igual (tengo miedo hasta de mi sombra). Muy bueno.
Besos

Andrea dijo...

Jo.. Entre la imagen de los ojos y el relatitoo, no se voy a poder dormir esta noche, jaja. Lo ves?por eso nunca quise perros en casa. besito Tito!

Stanley Kowalski dijo...

Si querías asustarme lo lograste. Y me dejaste inquieto, jejejeje!!!

Excelente, como siempre.

BESOTES TITO Y BUEN FINDE!!!!

TitoCarlos dijo...

Veo a casi todos os ha gustado. Efectivamente hubiera sido mejor dejar el final abierto...

Gracias a todos.

BRILLI-BRILLI dijo...

Un merecido premio te espera en mi blog.,
Besos

Martín dijo...

Ese cachorro te dió flor de susto. Bien llevado hasta el final! Saludos

carla dijo...

Ni se te ocurra dejar el final abierto...eso se puede considerar maltrato...Por Dios!, si yo me he saltado varios parrafos para ir al final...Luego lo he leido todo con más tranquilidad, eh?.

B. Miosi dijo...

¡Qué angustia!!!!!
Yo me imaginaba algo... no sé, un ser arrastrándose, hasta imaginé un ladrón, pero ¡¡¡¿un cachorro?!!!
Definitivamente tu personaje era un miedoso de los grandes.
Creo que el cachorro quebró un poco la sensación que con tanto cuidado lograste en el cuento, pero al fin y al cabo: ¡para eso sirven los cachorros!

Besos,
Blanca

JR dijo...

Me tuvo en vilo hasta el final, además de miedo esa persona es obsesiva, no esperaba ese final pero debo reconocer que mucha veces me asuste con los ruidos de mi pichicho, jaja. Besos buen finde.

DEMOFILA dijo...

Que tensión, me gusta como termina tu relato, pero creo que uno nunca se puede olvidar de su perro, al menos yo no me puedo olvidar de la mia, es la de la foto, preciosa ¿verdad?.
Besos.
Demofila

Marta Abelló dijo...

¡Ja,ja,ja! Ya me esperaba algo así: O algo gordo y que acabara de matar mi angustia o todo lo contrario.:)

¡Saludos!

Ana Belio dijo...

Bueno me has tenido expectante hasta el final, yo pensaba en algo peor...

Bssssssss

Lola Mariné dijo...

Acoj..naita me has tenido todo el rato.
Y con la imagen que has puesto ya...
Pero que te olvides del cachorro me parece fatal ¿ya le has dado de cenar?

Thiago dijo...

Y tus perritas son la que salen en la foto que puso ayer stulti? son preciosas, jaja

Bezos

noelia dijo...

yo tengo miedo mañana examen de sociologia grrrrrrrrrrrrrr!! muaks muaks

Stanley Kowalski dijo...

Gracias por el comentario, querido amigo, sos un encanto!!!


Besotes y buena semana!!!!

Apoya el premio (pulsa la foto)