miércoles, 6 de mayo de 2009

Lo simple, lo correcto, lo perfecto

.

Hank-Tadé-Maiá, creyente bagdalí, y Beremiz, el gran calculador, viajan sobre sus camellos a través del desierto.

Un día encuentran a un hombre, que se hacía llamar Salem Nasir, sediento y maltrecho contando que fue robado por unos bandidos camino de Basora. Siendo creyente y mostrando buenos modales, creyeron su historia y decidieron compartir comida y bebida. Salem Nasir resultó ser, según sus palabras, un rico hombre de Bagdad que les prometió 8 monedas de oro por su pan al llegar a su palacio en Bagdag.

Hank-Tadé-Maiá, el bagdalí, tenía 3 panes.
Beremiz, el calculador, tenía 5 panes.

El hombre que calculaba decidió partir cada pan en tres partes iguales, haciendo un total de 24 trozos y repartiendo, por tanto, 8 trozos a cada uno, que se los cenaron amigablemente.

Los viajeros acompañaron a Salem Nasir a su palacio y una vez allí, aseados y refrescados, pidió le trajeran 8 monedas de oro, y le entregó 3 a Hank-Tadé-Maiá y 5 a Beremiz.

- Mi señor Salem Nasir, - dijo Beremiz – su reparto es simple, pero no correcto.

- He dado una moneda por cada pan ofrecido, - dijo Salem Nasir – Te corresponden 5 monedas por los 5 panes que ofreciste, y a tu compañero le corresponden 3 monedas por los 3 panes que ofreció. ¿No es correcto, mi salvador Beremiz?

- En realidad – contestó el hombre que calculaba – compartí 15 trozos de pan de los que comí 8 y los 7 trozos restantes te los ofrecí, mientras que mi querido amigo Hank-Tadé-Maiá, compartió 9 trozos de pan, de los que comió 8 trozos y compartió contigo tan solo 1. Lo correcto sería, por tanto, dar una moneda de oro por cada trozo de pan ofrecido; es decir, me corresponden 7 monedas de oro, y a mi amigo, tan solo una.

- Cierto, - contestó maravillado Salem Nasir – pido perdón por mi baja sabiduría en cálculo y corrijo el reparto.

- Un momento,- interrumpió de nuevo Beremiz – Este reparto es correcto, pero no es perfecto a la mirada de Dios.

Beremiz juntó las monedas de nuevo y entregó 4 a su amigo Hank-Tadé-Maiá y se guardó las otras 4 ante la admiración de los presentes.

Nota: Extraído de 'El hombre que calculaba', de Malba Tahan (pseudónimo del brasileño Julio Cesar de Mello e Souza profesor universitario y divulgador matemático)

………………………………………….

Examinando los repartos que se proponen en territorios, presupuestos, herencias y resto de mercadeos, según el reparto propuesto podemos catalogar a la persona o institución que lo propone, así como su nivel intelectual, racional y humano para la acción que realiza.
_
_

27 comentarios:

Winnie0 dijo...

Jo...me ha parecido genial tito. ¡Qué razonamiento tan especial! Yo lo único que desearia es que en repartos..la gente fuera desprendida de corazón...¡pero eso es tan difícil Tito! Besos y feliz miercoles.

Paula (Bera) dijo...

Y el reparto era justo.
Sin importar cuánto, ambos compartieron lo que tenían, por lo tanto 4 monedas a cada uno, me pareció bien!!!
Hermoso texto, querido Tito!!!
Un beso grandote!!

Felisa Moreno dijo...

Gracias por traernos este texto que nos conduce a la reflexión, y que nos lleva a distinguir entre lo correcto y lo perfecto. Ojalá todos fuéramos como Beremiz.

Un beso para mi primer comprador virtual.

Rosa Roja y ¿eres real?SI CLARO dijo...

Muy bonito y gracias por compartirlo con nosotros...Tiene una gran carga humana, intelectual e institucional, como muy bien apuntalas....es la vida misma....

Besitos cielo y gracias por tu relato con moraleja, me ha encantado

Didac Valmon dijo...

Jolín...me dejas sin palabras, yo que soy cero cero en matemáticas y cálculo bñásico!

TitoCarlos dijo...

WINNIE, si al menos olvidáramos lo simple...
Un beso, mi sobri,

PAULA, ser justo es así de fácil, es mas difícil ser correcto. Un besote,

FELISA, fíjate que para llegar a ser justo hay que pasar por ser correcto, despreciando lo simple.
Un fuerte abrazo,

ROSA ROJA, y tan cotidiana que es la cosa. El mundo, desgraciadamente, está lleno de simples.
Un besazo,

TitoCarlos dijo...

DIDAC, maestro, gracias al cálculo, Beremiz sabe la diferencia entre simple, correcto y justo.
Un abrazo,

Winnie0 dijo...

En mi entrada de las 10.000 visitas... de 23 de abril es que te la perdiste ya aparecía yo oficialmente...es la penumbra para vosotros. Leetela que te gustará. Besos Winnie
http://ticotica.wordpress.com/2009/04/23/pasadas-10000-visitas%c2%a1es-alucinante/

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Vamos pero si tanto dinero tenía el hombre les tendría que haber dado una buena propina a cada uno y una cena tremenenda

estoy_viva dijo...

Calcular lo justo que cada persona necesita sin desear lo de el otro es una buena refrexion a tomar en cuenta en esta vida que solo deseamos amasar beneficios sin pensar en los demas.
Al principio Tito pense como tenga que calcular mal lo llevo que acabo de comenzar mi rutia mañanera y hasta que no tengo mi cafe en el estomago no soy nada ni mi cabeza la tengo para pensar.
Buen post.
Con cariño
Mari

TitoCarlos dijo...

WINNIE, merezco un castigo por eso....
Un beso, mi sobri,

JUAN (Luz de gas), un monton de pasta a cada uno y se van contentos, sin contar cuanto le ha dado al de al lado. Buena solución...
Un abrazo,

MARI(estoy_viva), si los dos han ofrecido todo, los dos han ofrecido lo mismo. De ahí el reparto justo.
Un besazo,

Sil dijo...

No siempre lo simple, lo correcto y lo perfecto van de la mano.
Me remonté a Las Mil y una Noches un segundo. Preciosa Historia.
Con lección y todo.
ABRAZOS DEL SUR.

Peachepero dijo...

Yo no sé si a los ojos de Dios era el trato justo, desde luego a mi me lo parece. Muchas veces no es la cantidad dada si no la calidad de lo que se da y sobre todo como se da.

Stanley Kowalski dijo...

Lo tuyo es una lección de equidad y sabiduría, felicitaciones maestro!!

Gracias por el comentario, siempre tan elogioso y consecuente conmigo.

BESOTES PARA VOS Y MI ADORABLE CARMENCITA

TitoCarlos dijo...

SIL, el autor toma como modelo 'Las mil y una noches', y cada capítulo es una aventura distinta donde el cálculo es el protagonista. Lo recomiendo.
Un beso,

PEACHEPERO, esa es la lección que tratan de darnos.
Un abrazo y anímate con tus blog's.

STANLEY, uno aprende leyendo de todo...
Un abrazote y gracias,

Arantza G. dijo...

El que comparte lo que tiene no está obligado a dar más.
El reparto fue justo.
Un abrazo.

anapedraza dijo...

Yo he disfrutado muchísimo con el post, es verdad que en el reparto puede ver la equidad de las personas.

¡Que buen post!

MIGUEL

TitoCarlos dijo...

ARANTZA, como dije, el reparto fue justo, ya que ambos ofrecieron lo mismo: todo lo que tenían.
Un besazo,

MIGUEL (anapedraza), y vemos ejemplos todos los días; en la calle, en el trabajo, en la política...
Tres abrazotes,

amig@mi@ dijo...

Había oído algo parecido con camellos, pero no se me da muy bien esto de los cálculos, aunque me centraré en lo justo y lo injusto que proclama la reflexión ...
Un saludo

Mariana Castrogiovanni dijo...

Excelente post Tito!!!
Un beso grande

TitoCarlos dijo...

AMIG@ MI@, en el libro aparecen historias de calculo con camellos, de arreglos de herencias y esa cosas conocidas, pero este me pareció particularmente interesante por lo que de él se puede extraer.
Un abrazo,

MARIANA, mi psico, gracias por pasar por aquí.
Un beso,

Tinika dijo...

Es que si no eres correcto, por mucho que seas inteligente, justo, generoso, y demás.. yo creo que poco se consigue. Me ha encantado Tito Carlos. Besos.

Anabel Botella dijo...

Me ha gustado mucho. Siempre se puede extaer una enseñanza de algunos cuentos, y este es uno de ellos. Hacer lo correcto es más importante que todo lo demás, porque ahí está incluida La generosidad, la justicia, la inteligencia...
Saludos desde La ventana de los sueños.

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Una buena reflexion de vida para todos, sinegoismos.

Me gudtó tu entrada

Saludos desde México
Celia

TitoCarlos dijo...

TINIKA, hay que ser justo, solidario. Está al día la simpleza en la política y en la sociedad actual.
Un beso,
ANABEL, todos los cuentos, narraciones, historias... llevan algo que debemos aprender. Veo en tus escritos la necesidad de mostrar siempre algo. Almodovar dice que imagina una escena y luego inventa lo anterior y lo posterior. Esa escena es lo principal de lo que quiere mostrar. A los que escribimos poco o mucho nos pasa lo mismo, ¿no?

Nuria Gonzalez dijo...

Ójala fuese la política justa. Correcta puede que sí pero solidaria poco.
Bonito relato muy particular.
Besitos

OPIÜM dijo...

Y como lo diagnostico? dependiendo del espacio,del tiempo y de la frecuencia tal vez?
Gracias.

Apoya el premio (pulsa la foto)