miércoles, 28 de enero de 2009

Puede que los no-natos no existan




Lucía y su marido querían tener tres hijos. Lo tenían todo razonado aunque no previsto y por vicisitudes de la vida (enfermedades crónicas de su hijo Juán, fallecimiento de su terco marido y el propósito de no más hombres pese a su juventud) su progenie quedó reducida a dos hijos: Juán y Luis.

Ambos hijos hacían vida independiente, lo que sumía a Lucía en un absurdo aburrimiento que ocupaba la mayor parte de su tiempo. Sus hijos hablaban con ella una vez al més y su trabajo era monótono y deprimente. Nunca pasaba nada; ni en casa, ni en el trabajo, ni en la calle... Pero un día sonó el timbre de la puerta. La supuso un sobresalto por lo inesperado; ni siquiera recordaba su sonido, así que tardo un poco en sobreponerse y decidirse a abrir, lo que provocó otra llamada. Esta vez sí acudió con celeridad y abrió rápidamente.

Ante su puerta se encontraba un hombre triste, veinte años mas joven, manoseando un sombrero con nerviosismo y con deseos de decir palabras que no lograban salir de su boca. Ante un pequeño gesto de impaciencia de Lucía, el hombre logró decir: 'Buenas tardes. Me llamo Antonio y soy el hijo que decidió no tener. Me ha costado mucho encontrarla.'

------------------------------------------------------------------------

P.D.
Realmente soy el menor de los hermanos de una familia numerosa. Uno de mis hermanos me hacía de rabiar diciéndome cosas como: 'Naciste, y papá y mamá decidieron no tener más.' Realmente me preocupaba que esa decisión pudieran haberla tomado antes. ¿Qué sería de mí?

Con el tiempo me contaron esta historia de Mafalda, y desde entonces, por fín, alguien se identificó con Manolito (ego sum):

Mafalda le dijo a Manolito: 'Si tus padres no se hubieran conocido, tu no estarías aquí.'
Manolito, después de un rato pensativo (raro en él), responde: 'Pues estaría en otro sitio, ¿no?'

Es la negación del no ser. Realmente es difícil aceptar que sin determinadas circunstancias no habríamos existido nunca, así que pensé que Manolito podría tener razón. De todas formas esta historia nació en una jocosa discusión entre amigos, hablando de este tema y la manía de algunos hijos adoptados (según las películas yankis) de ejercer su derecho a conocer la identidad de sus padres biológicos.


16 comentarios:

Stanley Kowalski dijo...

Muy interesante el ángulo desde donde decidiste abordar este tema, a veces muy espinoso. Y el recuerdo de Mafalda, especialmente para mí, me resulta muy tierno, me encantó tu post.

BESOS.

danimetrero dijo...

Es un tema complicado nadie pide nacer y menos donde. Una cosa si esta clara si estamos aqui es para algo.

anapedraza dijo...

¡El gran Quino!

¡Caramba! Me ha parecido interesantísimo el post, nunca lo había pensado...

MIGUEL

TitoCarlos dijo...

Stanley, no olvido a Mafalda. Casi a diario leo alguna de sus tiras. Creo que es de las personas (?) mas influyentes en mi vida.
danimetro, y si no estamos aquí, es para nada. Tengo problemas existenciales de vez en cuando....
anapedraza, puedes pensarlo a partir de ahora. Disfrutarás mas todavía de la vida.

Gracias.

Zinquirilla dijo...

Gracias por seguir mi blog de fotos.

Carlos Becerra dijo...

Tito Carlos...

El ser, como ente, es una variable genética casi imposible de duplicar en cadenas normales, y en situaciones habituales.

La madre de tu relato ha tenido la mala suerte de haber traído a la vida dos hijos que la olvidaron, o simplemente que la han dejado en el tintero mientras ellos egoistamente escribieron su propia vida.

Lo que cuentas de Mafalda y Manolito es filosofía superior para mi humilde intelecto, son dos genios natos de la invaluable colaboración con la humanidad que ha tenido mi compatriota Quino.

Un gusto conocer tu cibermorada.

CarlosHugoBecerra.

TitoCarlos dijo...

Zinquirilla, creo que tu blog es fundamental aunque no escribas nada en ellos.
Carlos Becerra, gracias por visitar mi blog, leerlo y comentarlo. Seguiré visitando el tuyo.

El chache dijo...

Me ha gustado mucho la istoria, y la reflexion a la que has llegado.
¿Donde estariamos si nuestros padres no nos hubieran tenido?
Yo en mi caso, soy un hijo no deseado, que sin duda, si hubiera nacido en este nuevo siglo, hubiera sido sacado del utero de mi madre en un aborto, pero que, como la situacion se dio a principios de los 80, vine al mundo a pulular y a comor y gastar.
Bueno, mis padres siempre me dicen que si me tuvieron fue por que querian, aunque llegue de improviso.
Un saludete

TitoCarlos dijo...

Chache, es lo que hay y no podemos cambiarlo. ¿Te apuntas a Manolito? y la imaginacion al poder.

Critter Venudo dijo...

Tito carlos, lo que planteas es complicado. Creo que somos una excepción, una regla no escrita ni numerada.Somos una aguja en un pajar. Creo que pienso como Manolito, si no estuviésemos aquí tal vez estuviésemos en otro lado... o tal vez no.

Colo dijo...

HOla! Muchas gracias por tu visita a mi blog...

Me encantó tu post... Y digo... gracias a que "estoy" puedo estar donde elijo hacerlo... No es eso maravilloso?

Igual, a pesar de mi reflexión, a veces también tengo problemas existenciales... quién no?

Un beso y si quieres seguimos en contacto

TitoCarlos dijo...

Criter Venudo, la inteligencia, a veces, nos amarga la existencia. Si no hay vida antes de la vida, ¿porqué va a haberla después?. A menudo conviene ser Manolito, aunque somos como Mafalda: queremos entenderlo todo.
Gracias por venir.

TitoCarlos dijo...

Cala, estamos, luego existimos. Existimos, pues vamos a disfrutarlo.
Haces bien.

TitoCarlos dijo...

Perdón Colo, por llamarte Cala.

quéinsólito dijo...

Es una pena lo de la niña desaparecida! pero oye! que difusión! ya me han llegado dos o tres mails por lados diferentes con la pobre!...

Sobre tu texto...como lo único que sé es que no sé nada...le veo el mismo sentido estar aquí que no estar...la verdad. No tengo pruebas ni sé para que estamos pero lo mismo te digo para el no estar. Creo que todo es una cuestión de suerte, donde nacer...aunque bueno, si tu eres tu, y has nacido por ejemplo en Moscú, no tiene mucho sentido decir: Que pena que no haya nacido en...Tokyo. Entonces ya no serías tu ni estarías en tu mundo. No sé si me explico...estas cosas son como un poco complicadas...

Besito!

TitoCarlos dijo...

quéinsolito, Gracias por venir. Al final todos pensamos como tú y lo expresamos de distinta manera....

Apoya el premio (pulsa la foto)