martes, 27 de enero de 2009

La calle de Alcalá 1656-1996




Este libro, editado en 1996, que nunca ha estado en venta, lo tengo entre mis manos. Como buen gato no pienso venderlo, pero que sepa el personal de Madrid que quizá lo pueda adquirir todavía por alguna venta de internet.

Nunca se ha vendido en librerías, ni siquiera tiene isbn; su autor, Mario Fernández Navarro, era empleado de Telefónica y fue editado con pocas unidades para consumo interno. Aún así, está prologado por Luis Carandell.

Se nos cuenta historias y detalles de esta calle desde la Puerta del Sol hasta la Puerta de Alcalá, límites de esta calle en su origen según los planos de Texeira. Casas, bares , comercios, que han hecho su pequeña historia en este trocito tan importante de Madrid.



Va acompañado de dibujos en plumilla, algunos de época, y está escrito 'a mano', lo que lo hace entrañable.


Resumen de la primera entrada:

En el siglo XVI, una de las entradas de Madrid era la Carrera de San Jerónimo y lo que hoy es la calle de Alcalá era un olivar cruzado por un caminillo poco recomendable "por la grey rufianesca que en ella tenía albergue". Finalmente se hizo calle (Vereda del Olivar y Caños de Alcalá) y comenzaron a construirse edificios, primero conventuales, como el monasterio de Las Descalzas, hoy San José, o las Calatravas en 1628, o las monjas Vallecas en 1693. Tras esto empezaron las casas señoriales que dieron aspecto de calle al camino. El primer 'estirón' lo dio la construcción de la antigua Puerta de Alcalá, y a partir de ahí se llamó Camino Real de Aragón.

La calle siguió creciendo hasta Las Ventas, límite municipal entonces con Canillas a la izquierda y Vicalvaro a la derecha, con cuya anexión llegó hasta Canillejas, y hoy concluye en la ribera del Jarama a 15 Km de la Puerta del Sol, su origen.
El siglo pasado hubo un intento de peloteo político de llamar a la calle Duque de la Victoria, afortunadamente fracasado.


P.D. En otro momento contaré lo que dice del tramo Sol-Sevilla


6 comentarios:

El chache dijo...

Pues menuda pintaza que tiene.
Un saludete

quéinsólito dijo...

Me ha encantado! Ni me podía imaginar que este libro existía! y con lo que a uno le encanta Madrid! Van a peatonalizar desde sol a Sevilla, por cierto!...ya era hora.

Un saludo y encantado.

danimetrero dijo...

Ni se te ocurra deshacerte del libro, (a menos que sea una suma a la que no puedas renunciar), esos libros son autenticas joyas hoy en dia.

anapedraza dijo...

¡Es un tesoro! ¡Guardalo bien!

MIGUEL

Critter Venudo dijo...

Pues claro que no lo vendas, eso es un tesoro. Me he quedado con ganas de seguir leyendo. Saludos.

El chache dijo...

Oyes... ye he dejado un reto en mi blog por si te apetece seguirlo.
Un saludete

Apoya el premio (pulsa la foto)